Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

R. Bollo, a Laura: "No voy a entrar en el juego porque yo me llevo el sofocón y ella el dinero"

Laura, hermana de la exnuera de Raquel Bollo, rompía su sielncio en 'Sálvame' afirmando que la colaboradora había influido en la ruptura de Manuel con su hermana y asegurando que tenía dos caras. La colaboradora se derrumbaba ante estas declaraciones pero, pasado el fin de semana, anuncia que ha tomado una decisión y no volverá a participar en su juego.

Raquel Bollo no podía evitar las lágrimas el pasado viernes 17 de enero ¿El motivo? un testimonio, en concreto, las palabras de la hermana de su exnuera. La colaboradora de 'Sálvame' explicaba que su hijo ha mantenido una relación de unos dos años con Aguasanta, sin embargo, se rompió hace un mes. Tras la ruptura, ni su hijo Manuel ni su ya exnuera han hablado, pero sí lo hizo Laura, la hermana de Aguasanta.
Calificaba a Raquel como "falsa", aseguraba que ya sabía que Manuel dejaría a su hermana cuando empezara a salir en televisión e insinuaba que, para Raquel, su hermana no era lo suficientemente buena. La colaboradora negaba todas y cada de estas afirmaciones y, lo más importante, la propia Aguasanta intervenía en directo para desmentir a su hermana y apoyar a Raquel Bollo.
"Una vez más soy la mala pero bueno", decía la colaboradora de 'Sálvame' tras ver un resumen de lo ocurrido en el programa anterior. Raquel nos explicaba el porqué de sus lágrimas, dado que siente que han sido cuestionadas, contaba que se enteró de las declaraciones de Laura por su propia exnuera, Aguasanta, y añadía que estaba muy mal: "No es que salga una vecina, es su hermana", decía.
Durante dos días, la colaboradora de 'Sálvame' se contuvo, no quería investigar para que no se hablara ni de su hijo ni de la exnovia de éste. Así, tras dos días de tensión, Raquel decidió llamar a los directores del programa que le contaron lo ocurrido. De este modo llegamos al viernes, día en que se emitieron las declaraciones de Laura.
"Llego aquí y cualquier cosa que me dijeras, como estoy aguantando, solo tienen que hacerme así para romper". Raquel Bollo lloraba porque se sentía mal: "me sentía culpable de todo, me pongo a llorar y la gente no lo entendían, pensaban que algo escondía".
Pero no era así, las lágrimas de Raquel estaban  motivadas porque no quería que hablaran de su hijo, además de sentirse decepcionada porque fuera la hermana de su propia exnuera quien saliera: "Que digan de mí mientras no me acusen de cometer un delito, pero cuando te tocan a un hijo..."
Ahora, la colaboradora ha tomado una decisión: "No tengo más nada que decir, que diga lo que quiera, que salga las veces que quiera, no voy a entrar al trapo". Eso sí, quería dejar muy claro algo: Ni ha hecho un montaje, ni su hijo tiene nada que ver, solo se arrepiente de una cosa, de su reacción.
Raquel Bollo envía un mensaje a Paz Padilla
Y, aclarado este punto, Raquel Bollo lanzaba un mensaje, en concreto, a Paz Padilla: "Estoy súper agradecida, porque lo soy, del cariño que me mostraste, de los abrazos, pero Paz que no se te olvide nunca de que en este barco estamos todos". La colaboradora le recordaba: "Gracias a que nos sentamos tú presentas este programa, si no, no existiría. Estarías en otro, pero este programa funciona con todos, con nuestros defectos y nuestras virtudes".