Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Benito reaparece sonriente ante las cámaras y confirma que está mejor

No habla de fechas para su reaparición, tampoco quiere abordar la polémica con Amador Mohedano pero, cuando los periodistas le preguntaban si se encontraba bien, Rosa Benito guiñaba un ojo. Eso sí, en 'Sálvame' algunos de sus compañeros están enfadados, sobre todo Belén Esteban, que no entiende por qué Rosa no le coge el teléfono.

Rosa Benito, tras toda la polémica por su separación y por las mujeres con las que se vio a su ya exmarido, Amador Mohedano, estuvo de baja. Dos meses después, la colaboradora de 'Sálvame' se reincorporaba pero, poco después, tras nuevas polémicas, Rosa Benito volvía a ausentarse del programa por prescripción médica.
Tras varias semanas, las cámaras han vuelto a captar a Rosa Benito, esta vez, visiblemente mejor. “Te vemos muy guapa y arreglada”, decía el periodista, “¿estás mejor ya?” y la colaboradora, guiñando un ojo, asentía.
Sin embargo, con la llegada de las preguntas acerca de las diversas polémicas que le han rodeado, Rosa callaba. No quería hablar de su regreso y tampoco de Amador Mohedano: “Ya, por favor”, decía.
En plató, Belén Esteban se mostraba molesta: “No puedo decir nada porque le he llamado varias veces y no coge el teléfono”, Karmele Marchante apuntaba entonces que Rosa sí responde a los mensajes y Belén se enfadaba más: “Cuando yo no estaba, Rosa me llamaba todos los días y yo todos los días le atendía”.
Y Mila Ximénez también tenía algo que decir. No ha hablado con Rosa pero sí tenía una información: “Sé que ha tenido una oferta para hacer un reality y que le apetece. No sé si está mal, si está bien…” La colaboradora añadía que ella también ha recibido una oferta, pero que no la ha aceptado, concluía.