Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Bollo, decepcionada tras ver las primeras declaraciones de su exnuera

Tras ver las primeras declaraciones de Aguasantas, Raquel Bollo se emocionaba. Pero lo que más le duele a la colaboradora es cómo se siente su hija, que hasta hace muy poco tiempo tenía muy buena relación con Aguasantas: "Yo estoy acostumbrada como madre a palos, pero cómo se siente mi hija, mi alma me la han reventado".

Todo comenzó con unas declaraciones, las de Laura. Se trataba de la hermana de Aguasanta, la exnuera de Raquel Bollo, aseguraba que la colaboradora de 'Sálvame' es "falsa" y que había influido en la ruptura de su hijo y Aguasantas. Pero afirmaba además que tenía algo que contar y, por cuestiones de horario, no podía hacerlo público en 'Sálvame diario'. Raquel Bollo sabía a qué se refería, creía que buscaba una entrevista en el Deluxe y se disponía a contar lo que Laura decía: "Si eso no se para, mi nuera estaría hoy como Isabel II", resumía la colaboradora.
Pero finalmente, Laura se sentó, asegurando que no le había gustado la actitud de Raquel Bollo tras saber que su hermana estaba embarazada. La colaboradora se defendía, aseguraba que cuando supo la situación aconsejó tanto a su nuera como a su hijo , pero que la decisión la tomaron ellos. Además, se mostraba del lado de su exnuera, mientras algunos colaboradores empezaban a pensar que, tras Laura, estaba la propia Aguasanta.
La polémica continuaba cuando Carlota Corredera anunciaba en 'Sálvame diario' que Aguasantas iba a sentarse en el Deluxe, añadía que Raquel Bollo no se había enterado por su exnuera, sino por el programa y nos advertía que se había quedado "helada".
Un días después y a sólo unas horas antes de la entrevista, Raquel Bollo regresaba a 'Sálvame' y confesaba que no esperaba que se sentara aunque reconocía: "En su momento no puse impedimento en que saliera, le dije 'lo que te lleves sé que vas a ayudar a tu familia' y le iba a venir bien, pero claro lo que no esperaba es que se sentase y ni si quiera me avisara".
Y es que Raquel Bollo lleva ya muchos días sin hablar con ella. La colaboradora reiteraba que está en su derecho de hablar y no ha querido evitarlo: "Ella es libre, pero me hubiera gustado que me hubiese cogido el teléfono". Sin embargo, la colaboradora de 'Sálvame' no quería precipitarse: "Yo tengo que ver qué es lo que pasa esta noche y tomaré mis propias conclusiones".
Raquel no está preocupada, está "decepcionada" pero aún confía: "Ella es libre de contar lo que quiera, su verdad, confío en que diga la verdad. También está dolida, y no podía evitar emocionarse: "Lo que más me duele ahora mismo es cómo se siente mi hija" y es que hasta ahora han tenido una relación de casi hermanas, "yo ya estoy acostumbrada a palos pero mi niña me duele, ahí me han reventado" y se marchaba de plató.
Entonces, vimos unas declaraciones previas de la joven. Aseguraba que no está compinchada con su hermana, explicaba que se enfadó mucho con ella tras sus intervenciones en televisión pero reconocía que también le había sentado mal que Raquel contara lo que le había sucedido: "Cuando Raquel saca este tema me llama y me pide perdón, es cuando decido no hablar más con nadie y ya empieza la guerra".
Raquel estaba emocionada, reconocía que pidió perdón a Aguasantas tras contarlo en televisión, pero reiteraba que si lo hizo fue porque Laura iba a desvelarlo. La colaboradora va a estar en el Deluxe, pero no quiere cohibirla, prefiere que se exprese y tenga la libertad para contar su historia. Carlota Corredera apuntaba entonces que Raquel estará en Telecinco y tendrá la libertad de intervenir o no en la entrevista.