Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko Matamoros: “Entiendo que en la carta a mi hija no había nada malo y por eso la leí”

Kiko Matamoros leía una carta en directo con la que pretendía demostrar sus sentimientos hacia su hija Laura pero el colaborador apuntaba que se ha malinterpretado. Por ello, aclaraba que en la carta no había nada malo, que su hija no ha tenido problemas de ningún tipo, pero que le preocupaba que llevara una vida “sin horizontes”. Por todo ello, el colaborador se declaraba arrepentido de haber leído la carta en directo. Por otro lado, se defendía de las críticas y aclaraba la cuestión económica con su exmujer.

Kiko Matamoros ha estado ausente durante unos días en ‘Sálvame’ y, en su regreso, responde a la entrevista de su hijo Diego en el ‘Deluxe’ y a las críticas de sus compañeros.
En primer lugar, aclaraba por qué leyó una carta que, en el pasado, dirigió a su hija Laura. Con ello quería demostrar que ha estado con sus hijos cuando le han hecho partícipe de sus problemas y aclaraba que la leyó desde el “respeto” y el “amor”.
“Me arrepentí porque no se me entendió y puedo haber perjudicado a mi hija. Entiendo que en la carta a mi hija no había nada malo y por eso la leí”, comenzaba a decir, “mi hija no ha tenido ningún problema de ningún tipo en ese sentido, el problema que tuvo en ese momento, desde mi óptica y me preocupa, es que llevaba una vida sin horizontes, nada más que como la moda pronta, lo que salga me lo pongo”.
También aclaraba la cuestión económica. Diego Matamoros mostraba en el ‘Deluxe’ una documentación que probaría que Kiko debía unos 80.000 euros a su exmujer. “No es así”, comenzaba a decir Kiko y narraba que existe un documento del año 2004 en el que se apunta un total de 90.000 euros de lo que se había devengado 40.000. Es más, aseguraba que existen unas cantidades “entregadas en efectivo que no se hacen constar en la demanda”.
Como tampoco constarían otros pagos según su testimonio: “Cuando su inquilino no paga, mi exmujer tiene el peligro de que el banco le embargue la casa y le subaste me avisa y sucede dos veces, por dos veces tengo que ir a Ibercaja”, decía.
Pero añadía que, aunque se negara todo esto, tras las sentencias que mostró su hijo hubo una querella de la que fue “absuelto”: “Desgraciadamente, hubo un tiempo en el que no tuve trabajo porque alguien se encargó de que no lo tuviera y lo que me pone de muy mala uva es que los mismos que se encargaron de que yo no tuviera trabajo no se lo dieran a su hermana”.
Kiko Matamoros: "Mi hija mayor tiene una corazón enorme"
Chelo García-Cortés se trasladaba a Tomares, una localidad sevillana, para descubrir cómo es el día a día de Marian Flores, exmujer de Kiko Matamoros. Sin embargo, el testimonio de unas vecinas sobre la hija mayor del colaborador le ha molestado: “Es una cría que se fue con 19 años de casa, que se compró esa casa a pulso y ha salido adelante (...) Mi hija es una persona con un corazón así de grande”.
Reconoce que Javier Tudela tiene un caché “un poco más elevado” que su hija Laura “porque firmó después”
Javier Tudela hablaba del carísimo colchón en el que duerme y Laura Matamoros, su hermanastra y compañera de reality se preguntaba cómo iba a pagarlo. Además, se ponía en cuestión cuánto cobran cada uno de ellos y Kiko Matamoros despejaba ambas dudas. Por un lado, aclaraba que el colchón cuesta unos 15.000 euros pero que ellos no lo han pagado dado que se lo regalaron a su pareja por ser imagen de la marca  y aclaraba que Javier cobra un caché “un poco más elevado” que Laura porque él “firmó después”.