Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matamoros, sobre lo que pasó con Lydia en un ascensor: "Fue un juego de amigos"

La polémica ha vuelto a aparecer entre Lydia y Kiko. En un momento del programa, el colaborador les ha contado en privado y sin micros una cosa muy íntima que ocurrió entre ellos a Paz Padilla y a Kiko Hernández, "fue un juego de amigos", ha subrayado. Al volver al plató, la periodista no quería saber nada de este asunto pero, al final, Belén Esteban se lo ha dicho y ha explotado contra él.

Paz Padilla y Kiko Hernández se han llevado a Kiko Matamoros apartado para que les contase qué ocurrió entre Lydia Lozano y él en un ascensor. Una vez en el plató el colaborador ha asegurado que "no fue una cosa sucia, fue un juego de amigos". Belén Esteban después se ha llevado a Lydia para contarle en privado lo que había dicho de ella y al volver, ha asegurado que a partir de ahora no quería volver a sentarse nunca más con él.
“A partir de ahora yo ya no quiero estar sentada al lado de este señor”, decía Lydia Lozano de Kiko Matamoros tras el comentario sobre ella, en privado, a Kiko Hernández y a Paz Padilla, que ella no quería que dijera Matamoros. La colaboradora de ‘Sálvame’ estaba muy ofendida y ha decidido cambiar el lugar desde el que trabaja normalmente.

“A mí me gustaría que un señor viniese aquí y dijese eso de Makoke”, decía Lydia Lozano tras saber que Kiko Matamoros había contado algo que ella no permitía que se dijera, y que además, era falso según ella. La colaboradora de ‘Sálvame’ argumentaba, con tono irónico, que de sus “intimidades” no se podía hablar, pero de las de ella sí y expresaba: “Habla así de tu mujer”. “Makoke, tu marido es un impresentable, esto no se hace”, aclaraba Lydia Lozano, dirigiéndose hacia la mujer de Kiko Matamoros, y añadía: “Cuando llegues a casa si quieres me llamas y te digo lo que ha dicho tu marido de mí”.