Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko Matamoros: "Hay un momento en que tengo que empeñar las joyas de Makoke”

“He sido un mal padre, lo reconozco, me he equivocado y he sido un padre pésimo. Pero jamás me he desentendido de mis hijos”, contaba Kiko Matamoros en este segunda entrega de las memorias de su vida en la revista ‘Semana’. “Cuando me separé de Marian, mi hijo Diego se vino a vivir conmigo y los veía cada semana. Me encantaba ir con ellos a comprar ropa”, contaba Kiko y añadía: “Yo era un poco el padre-regalo. La parte árida de la educación se la llevaba Marian. Procuré darles lo que a mí me hubiera gustado tener cuando era niño”. Seguro que me equivoqué por querer compensar con dinero el déficit de atención y presencia que pudieran tener conmigo”, concluía Matamoros.