Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué pasó en el interior de la iglesia durante el bautizo de Ana Rivera Rosales?

El pasado 12 de marzo Kiko Rivera e IRene Rosales bautizaron a su hija en Sevilla y la expectación fue máxima. Muchos curiosos decidieron acudir a la iglesia no solo para ver a la familia Pantoja sino también para hacerse alguna instántanea. Aunque estaba completamente blindado el acceso a la hacienda donde se celebró el evento, sí que pudimos entrar en la iglesia. Aquí os dejamos con imágenes en exclusiva de la ceremonia. 

Kiko Rivera e Irene Rosales han bautizado a su hija Ana en Sevilla, muchos curiosos se acercaron a la iglesia de Santa Ana el pasado sábado 12 de marzo para ver de cerca a la familia Pantoja y sobre todo a la pequeña . La primera en llegar a la iglesia fue Vanesa, la hermana mayor de Irene Rosales y madrina de la pequeña. Media hora antes de la ceremonia llegaban Kiko e Irene con la niña y confirmaban quiénes iban a ser los padrinos y, además el hijo de Isabel Pantoja explicaba la ausencia de sus hermanos. A continuación entraban todos los invitados al evento ente los cuales se encontraban Diego Gómez, Rafa Mora, Sandro Rey, Ares Teixidó... Chabelita y Alejandro Albalá tampoco se han perdido la ceremonia. 
Anabel Pantoja, al igual que todos los invitados al bautizo de la pequeña Ana Rivera Rosales, hija de Kiko Rivera e Irene Rosales, tampoco llevó móvil a la ceremonia por petición de la familia. La propia Anabel confesaba que como no tenía móvil no tuvo más remedio que hablar con la gente. “Me llevé 24 horas hablando con gente”, decía sorprendida Anabel y añadía: “Quiero decirle a todo el mundo que lo pruebe”. “Si me caso, que no creo, lo voy a hacer en mi boda”, concluía Anabel.
Fran Rivera, del bautizo de su sobrina: "Me alegro de no habérmelo perdido”
“Ha sido impresionante”, comentaba Fran Rivera del bautizo de su sobrina Ana, al que supuestamente no podía acudir por motivos de trabajo. “Me alegro de no habérmelo perdido”, confesaba el torero y decía feliz: “Tengo un dedo lastimado y no hay mal que por bien no venga”. Su hermano Cayetano Rivera Ordóñez, por el contrario, no pudo escaquearse de trabajar y no pudo asistir a la ceremonia: “Me habría gustado acompañarles pero no podrá ser”, aclaraba. Cayetano contaba que había hablado con su hermano Kiko Rivera por la mañana y que estaba muy contento.