Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Begoña Alonso defiende a Isabel Soto de los ataques de Míriam Sánchez

La todavía mujer de Pipi Estrada, calificaba a su nueva "amiga" como una "recepcionista de hotel de carretera", unas palabras que su compañera de piso, Begoña Alonso, tomó como acusaciones por lo que ha decidido salir en defensa de su amiga.
Isabel Soto, la ex pretendienta de Manuel en 'Mujeres y hombres y viceversa', sigue dando qué hablar en el plató de Sálvame. Esta vez, su compañera de piso, Begoña Alonso es la que toma la palabra para darnos a conocer algunos detalles que hasta ahora desconocíamos.
De su vida profesional, Begoña nos informa de que su compañera de piso "tiene su carrera de cinco años, ha estudiado Arte Dramático en la escuela Cristina Rota".
En torno al ámbito sentimental, en concreto al que comparte con Pipi Estrada, Begoña cree que "se están conociendo". Les hemos visto compartir juntos una agradable velada y la ex de Bustamante nos dice que "físicamente le gusta". Además, la diferencia de edad no parece ser un problema ya que "siempre le han gustado chicos mayores que ella".
Por último, Begoña quiso defender a su amiga de los ataques que Míriam Sánchez le lanzó desde el plató de Ana Rosa donde la calificó como "recepcionista de hotel de carretera". Begoña se muestra indignada, "no sé por qué hace estas acusaciones, no sé que tiene de malo esta profesión…" y añade que no entiende "por qué tiene que opinar de ella si no la conoce de nada".
Por su parte, Pipi quiso defender a la que todavía es su mujer, "es la madre de mi hija y se merece todo el respeto", decía. Además, el periodista quiso abordar los diversos frentes que tiene abiertos en la vida pública, sobre todo, en lo que respecta a Míriam quien le acusa de hacer marketing saliendo a cenar con Isabel, "yo estaba en la UVI emocionalmente y pasé a planta gracias a Isabel, solo fui a cenar con una amiga, nada más", decía el periodista deportivo.