Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban y Fran van a por el niño

La co - presentadora de 'Sálvame' se enfadó por la constate presencia de la prensa en su vida formulando las mismas preguntas y, en la boda de una de sus amigas, acabó por explotar. Sin embargo, la Esteban sigue dando respuestas y es que ella y su marido quieren quedarse 'embarazados'.
Belén Esteban no aguanta la presencia de las cámaras a todas horas en las puertas de su casa y allá donde vaya. La co - presentadora asegura que siempre atiende a los medios de comunicación pero el pasado fin de semana, en la boda del hijo de una amiga, Belén no pudo soportarlo más y se enfadó con los periodistas que la seguían.
La Esteban explicaba que, aunque entiende esta profesión y el trabajo de los periodistas, "Llevo un año con prensa todos los días, me voy a mi casa y llevo prensa, vuelvo y llevo prensa... Hasta los periodistas que van conmigo me dicen que no saben qué preguntarme", decía. El enlace ha sido la gota que ha colmado el vaso, "Lo que más me duele es que me dieron más importancia a mí que a los que se estaban casando", explicaba.
Belén asegura que, lo que más le molesta, es que le pregunten sobre María José Campanario "Que vayan a su casa a darle el coñazo a ella", decía y, para zanjar el tema respondía a todas las preguntas que le hacen una y otra vez, "Que estoy muy feliz con mi marido, que hemos vuelto", gritaba.
Pero la pregunta que aún no tenía respuesta era la de un posible embarazo y, a preguntas de Jorge Javier Vázquez, la Esteban respondió "¡Anda, pues claro!"