Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardía Civil en Ambiciones

Los problemas con la justicia en Ambiciones no se limitan al "caso Karlos". Una patrulla de la Guardia Civil se ha presentado en el hogar del matrimonio Ubrique-Campanario, supuéstamente para citar a declarar al torero, quién ha salido en moto y con lo puesto tras el coche patrulla.
Según Lydia Lozano, el motivo de esta citación es y en el que se explicaba que emplear hurones para cazar (algo que Jesulín había reconocido hacer públicamente en un programa de televisión) es constitutivo de delito. Delito que está penado con hasta dos años de cárcel y una multa de cincuenta mil euros. Al conocer la información de mano de la colaboradora, Kiko ha aplaudido la actuación de la justicia: "La fiscalía actúa de guardia ¡Bravo por la fiscalía!" el vídeo que el programa G20 emitió hace unos días
Pero no era esta la única exclusiva que Lydia Lozano tenía que contar: "Quiero decir una cosa de las llamadas de Campanario. Se lo quiero dedicar a Belén". Lydia Lozano se refiere a las llamadas telefónicas que pueden demostrar la implicación de María José Campanario en el "caso Karlos" de estafa a la Seguridad Social. Llamadas que Belén quiere, y así lo ha demostrado en varias ocasiones, que sean aceptadas como prueba para el juicio. Lydia Lozano ha dicho: "Un grupo de esas llamadas ha sido anulado y el resto donde también aparece Campanario hablando sobre la presunta estafa, ha dicho la audiencia, que no es el momento procesal para anular y hay que esperar al jucicio. Osea que todavía tenemos esperanzas de que el juez no desestime las llamadas".