Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karmele y sus lecciones sexuales

Tras las gafas de Karmele se esconde toda una entendida en materia sexual. Por ello, Marchante no dudó en deleitarnos con varias de sus clases magistrales acerca de los tríos, todo tipo de posturas sexuales, juguetes eróticos... y aconsejó a Kiko sobre su celibato ya que "¡Si no agarras el toro por los cuerno y acabas con ello, el físico y la memoria se deterioran!"
Tras la afirmación de Kiko Hernández sobre su largo año sin tener relaciones sexuales, Karmele se dispuso a convencerle de que acabara con esta situación para evitar males mayores: "Tiene fácil arreglo si coges el toro por los cuernos de forma inmediata pero que si dejas pasar mucho más tiempo, la memoria y el físico se deterioran".
Pero las clases magistrales de Karmele fueron más allá. Hablando de la vida sexual de Yurena, se abordó el tema de los tríos y Yurena, sin dudarlo afirmó "¡Yo haría un trío contigo!" y Karmele, contra todo pronósitco no dudó en responder "¡A mí no me importa!".
Descubrimos así una faceta desconocida de Karmele Marchante y Jorge Javier quiso indagar en ella: "¿Qué le podrías enseñar a Kiko de sexo?" y la respuesta de Karmele no se hizo esperar "Pues muchas cosas haciendo tríos, el ventilador, el pececito, el coche leré..." y Jorge ya no necesitaba más palabras sino hechos e imitó a Karmele a escenificar posturas junto a Kiko Hernández y Dani DJ. Sin embargo, Karmele se negó "porque la alfombra está muy sucia".
Finalmente, la Marchante habló de su última incursión en el Barrio Rojo de Amsterdarm donde, al parecer, adquirió todo tipo de juguetes sexuales. Tras explicarnos que el Barrio Rojo supone "una fiesta del erotismo", Karmele nos confesó que el último objeto que compró en un Sex Shop fue "algo que parecía una alcachofa" y que, al parecer, guarda en la nevera.