Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nueve cambios que vamos a ver en Kiko Hernández ahora que vuelve como papá

Kiko papatelecinco.es

Hoy no es un día cualquiera en 'Sálvame': después de cuatro meses dedicado a tiempo completo a las pequeñas Abril y Jimena, Kiko Hernández vuelve a su silla. Pero ya nada será lo mismo. Regresa el más cruel del 'Eje del Mal', el hombre de los bombazos, el azote de Lydia Lozano.... convertido en 'papá Kiko'. Vaticinamos que, aunque no quieras, vamos a morir de amor contigo y reunimos nueve cosas que tus hijas van a cambiar del Kiko que conocemos.

1. Te vamos a ver preocupado porque tus 'mellis' coman
No falla. Es convertirse en padre y obsesionarte con que tu descendencia coma cuanto más mejor, y tú no vas a ser menos. Y a nosotros se nos va a venir una oleada de ternura cada vez que te veamos con un yogurt, unas galletas o un currusco de pan en la mano porque te vamos a imaginar haciendo el avión a las pequeñas para que se acaben la papilla de frutas. Menos mal que dando de comer a 'mellis' ya tienes experiencia...
yogurt
2. Vas a estar (aún más) pendiente del móvil
No sé por qué, pero me da en la nariz que no va a haber publi en la que no llames a casa para preguntar como están las niñas. Pobre de quién esté a cargo de ellas, porque no te vas a conformar con que te lo cuente, ¡vas a querer pruebas! Y tu móvil, querido, va a intercalar decenas de fotos de las niñas durmiendo la siesta entre bombazo y bombazo.
ddd
3. Sí, es posible: vas a ser aún más 'agarrao'
Si tu falta de pudor para reciclar los obsequios y hasta las sobras de plató han sorprendido a tus compañeros y enfadado al público, lo que viene ahora con dos criaturas que alimentar va a ser antológico. Señoras de las gradas, ¡vigilen sus bocatas!
d
4. Tus ojeras van a ser el mayor reto del equipo de maquillaje
Con cuatro meses recién cumplidos que tienen Abril y Jimena ya sabrás que las noches de dormir a pierna suelta pasaron a la historia, pero es que volver al curro implica que también se han acabado las siestas reparadoras para ti. Te sugerimos que adoptes la moda Risto y te plantes unas gafas de sol, que además de darle un respiro a las maquilladoras de Telecinco, te puedes echar una siestecilla disimulada.
ojeras
5. Te van a doler los riñones
Puede que cada día cuando empiece 'Sálvame Limón' luzcas perfectamente peinado, maquillado y vestido, pero puertas para fuera vas a ser como cualquier padre: en chándal, con lamparones y con dolor de riñones. Primero de mecer a las mellizas en tus brazos y, antes de que te des cuenta, de jugar con ellas en el suelo. Ya sabes, saca algo de tiempo para el fisio.
riñones
6. Apostamos a que vas a comer de tupper en el trabajo
Lo de comer con tranquilidad... se va a acabar. Ve diciéndole 'hasta nunki' a quedarte sin prisas de cotilleo con tus compañeros en La Muralla después del programa y olvídate de comer relajado, con primero, segundo, café y postre. Pero 'keep calm', el tupper ha llegado a tu vida para salvarte.
tupper
7. Las niñas te van a ablandar...
¡Qué ganitas tiene Lydia Lozano de que las niñas entierren a la fiera que llevas dentro! Porque admitimos que tus enemigos íntimos siguen sin tener nada que hacer cuando despierten tu ira, pero los roces de la convivencia en plató... ya no van a ser lo que eran.
lidia
8. ... ¡pero que tiemblen los pretendientes!
Sí, falta muuuuucho para que te tengas que preocupar por los primeros novios de tus niñas, ¿pero te imaginas lo que puedes llegar a ser pasando revista a los muchachos?
Kiko Marine
9. Sólo esperamos que las niñas no salgan a 'ti'
No te enfades, que cuando decimos que es mejor que Abril y Jimena no se parezcan a ti nos referimos a la referencia que tenemos de ti como niño pequeño, que es caricaturizado como Kiko Rivera. Y da yuyu.
paquirrin
Más cariñoso, más cansado, más pendiente del móvil u ojeroso, lo más importante es que vuelves a 'Sálvame', y sabemos que vuelves más FELIZ. Todo lo demás da igual, porque nosotros por tus hijas MA-TA-MOS.