Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saúl Ortiz: "Belén Ordóñez fue ingresada por un brote psicótico"

Belén Ordóñez y su hija han sido ingresadas este fin de semana en la clínica López Ibor de Madrid. Según el periodista Saúl Ortiz, madre e hija se enfrentaron en una dura discusión en la que incluso "Llegaron a las manos". La situación en la que se encuentra Belén está producida, según el periodista, "Por un brote psicótico" mientras que la de la hija deriva "De un episodio dramático que en un determinado momento hizo mella en ella".
Este fin de semana saltaba la noticia del ingreso de Belén Ordóñez y su hija en la clínica López Ibor de Madrid. Tras la sorpresa del primer momento, Saúl Ortiz explicaba que madre e hija se encuentran internas en la segunda planta de la clínica, el mismo lugar donde estuvo Raquel Mosquera.
El periodista desmiente que Belén Ordóñez haya salido del hospital y asegura que está siendo sometida a un tratamiento "Por un brote piscótico" causado, según sus fuentes, "Por depresión, malos hábitos y mucha tensión", explicaba Ortiz.
Por otro lado, la situación que sufre Belencita, la hija de Belén, "Está causada por un episodio dramático que en un determinado momento hizo mella en ella". Según Saúl Ortiz, estos hechos tuvieron lugar en Granada, lugar donde ella tenía una pareja y, al parecer, "Tuvo un problema muy gordo con este chico del que se avisó a su madre", afirmaba.
Pero el episodio que derivó en el ingreso de madre e hija tuvo lugar según Saúl Ortiz la última semana del mes de octubre, "Hay una monumental discusión en la que llagan a las manos" explicaba el periodista añadiendo que, debido a los nervios y la tensión de la situación, "Belén incluso llamó a su hermana Carmina", comentaba.
Tal fue el griterío que pudo sucederse, que fueron los propios vecinos, según Saúl, los que avisaron a la policía y esta, a su vez, avisó al servicio de urgencias. Más tarde, en el hospital fueron tratadas pero en este punto entró en juego Francisco Rivera, sobrino de Belén quien, según Saúl, decidió tomar cartas en el asunto "Le dice que tiene que ingresarse" es precisamente tras esta intervención, cuando Belén es ingresada junto a su hija en la clínica.