Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ataque de Belén: "Ahora que me pongan verde que me van a tocar lo que yo les diga"

Tras lo ocurrido en la comunión de Andrea y la amenza de María José con denunciarle, Belén no soporta la situación y arremete contra la familia Janeiro "estoy harta del vecino traidor, de Carmen Pardo, de ti, del Jesulín y de mi hija nadie se preocupa más que yo" y, además, identifica a un claro culpable de la situación "Jesulín, porque no tiene un par de cojones para defenderla".
Según se publica en distintos medios de comunicación, María José Campanario podría haber pedido a su hija Julia que no se dirigiera a Belén Esteban durante la comunión de su hermana Andrea. Y, al parecer, ante esta información la actual mujer de Jesulín de Ubrique podría haber pensado denunciar a Belén Esteban, según explicaba la propia María José en un programa de televisión, "He hablado con mi abogado y no descarto tomar medidas legales. Las mentiras tienen las patas muy cortas y yo no manipulo a mi hija de esa manera". Además, María José añadía que, "yo no manipulo a mi hija de esa manera, quizá sea la táctica de otra persona".
Para Belén Esteban estas declaraciones ya son demasiado, no puede aguantar y pide la palabra haciendo un alegato:
" Si tú me vas a denunciar ...  ¿yo por qué te tendría que denunciar a ti? ¿Lo último que oí de ti qué fue? Que mi hija es un San Benito, y cuando la niña me dijo eso estaba tu marido delante. Te tendrías que preocupar de otras cosas porque en la revista he dicho lo que pensaba y poco he dicho María José porque seré muy guerrera me perderán las maneras pero a mi hija la he parido yo. A ver si me pone la denuncia, ojalá me la ponga".
Y también tuvo palabras para la abuela de su hija, Carmen Bazán, "y la abuela también va a salir escaldadita..." ya que fue ella quien, tras la ceremonia de la comunión, dijo que debía marcharse ya que un familiar estaba ingresado tras haber sufrido una fractura doble en las piernas. Un problema del que se podrían haber encargado otras personas según opina la propia Belén Esteban ya que, la comunión de su hija "es una vez en la vida".
Parece que la situación ya no es soportable para Belén quien gritaba, "Estoy harta del vecino traidor, de Carmen Pardo, de ti, del Jesulín y a mi hija nadie se preocupa que ella que más que yo y ahora que me pongan verde que me van a tocar lo que yo les diga".
La Esteban cree que el culpable de toda esta situación no es sino el padre de su hija, "La culpa de esto la tiene el padre de mi hija que no tienen un par de cojones para defenderla siento todo esto por mi hija pero esto es lo que queréis, pues lo vais a tener" y añade, "si quieren que saquemos las cosas, las sacamos".