Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me parece vergonzoso que se le dé sitio a gente tan macabra"

"Estoy nerviosa porque no quiero decir algo de lo que luego me arrepienta", aseguraba Rosa antes de comenzar, pero una vez que ha empezado a hablar, no ha parado y ha contestado a Aída sin morderse la lengua. 
"Le tengo que decir a este personaje", comentaba refiriéndose a su compañera en 'Superviviente', "que no sabe ni de mis contratos ni de la forma en que me pagan o no me pagan". Y argumentando, se defiendía: "Mis contratos los gestiona mi marido y yo cobro todos los meses y no a tres, asíque ahí has metido la pata pero hasta el fondo".
"Jamás en mi vida le he pedido un duro a José Ortega Cano", aseguraba Rosa para aclarar la acusación lazada por Aída sobre una supuesta ayuda económica que los Mohedano le pidieron al ex torero, en su día. "José sí le ha ofrecido ayuda a mi marido, pero jamás nos ha dado un duro porque no nos ha hecho falta", confesaba.
Pero las acusaciones de Aída Nízar fueron mucho más lejos del terreno profesional o económico. La ex concursante acusaba a Rosa Benito de ser una madre no querida por sus hijos. La colaboradora, como respuesta, y leía un mensaje de su hijo Fernando aclarando la acusación: "Si en algún momento alguien se pregunta lo que significa una mujer", escribía su hijo, "que se fijen en ti que eres pura, sincera y autentica. Te quiero mucho Mamá". Al recordarlo, Rosa se derrumbaba: "Ya está bien", decía entre lágrimas, "que lo único que he hecho ha sido ganar un concurso, no he matado a nadie y mis hijos con esto sufren porque están machacando a sus padres".
Pero la polémica con Rosa de Benito va más allá de Aída Nízar. En el mismo programa en que ésta la acribilló con sus repetidas acusaciones, también estuvo Manoli Cuello, la que decía haber sido amante de Amador. Ésta se sometía al polígrafo para demostrar una verdad que resultaba ser completamente falsa. "Al ver lo de Manoli me reí", asegura Rosa, "porque ¿quien se puede creer eso?, pero hay dos cosas que dijo que son verdad: que está enamorada de Amador Mohedano y que hay otra persona detrás manipulándola para sacar esa historia, ¿porque no investigan para saber quien está detrás?". Y desmontada una amante, salía otra. Marta Amaya, quien acusó a Raquel de Bollo de tener un romance con un hombre casado, confesaba, por teléfono en 'Enemigos Íntimos', haber tenido un romance con Amador Mohedano cuando ya estaba casado con Rosa Benito. La colaboradora volvía a defender a su marido, asegurando que Amaya "se está subiendo al carro de las supuestas amantes de Amador". "Basta ya de mentiras de inventarse historias", exclamaba Rosa, "si le hace falta dinero que se ponga a trabajar y si no puede que se siente en un plató a contar sus vivencias que segura que tiene muchas".
Cansada de los constantes ataques, Rosa se confesaba: "Me están haciendo daño porque no puedo con las mentiras y con las barbaridades que han dicho". Rosa afirmaba que "hasta ahora todo lo que se ha sentado en 'Enemigos Falsos', porque hay que cambiarle el titulo al programa, ha sido calaña y todo mentira porque nadie ha llevado información". Y estallaba: "Ya estoy harta porque me parece vergonzoso que se le dé sitio a gente tan macabra, pero yo tengo unos ovarios muy grandes para defenderme y poner a cada uno en su sitio".