Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tetas de Yola hablan por ella

Yola Berrocal pedía encarecidamente un favor a los chicos de realización: "Enfocadme a la boca cuando hablo" y es que los pechos de la ex sex-boom acaparan más atención que sus palabras.
En la edición "gamberra" del programa 'Sálvame', el dedo de Kiko Hernández tomó vida propia y bajó el escote de Yola Berrocal dejando su pecho al descubierto y vulnerable a todo tipo de opiniones. Desde entonces, el vídeo el 'descuido' ha sido descargado masivamente por los internautas.
Ahora, Yola ha decidido acabar con la guerra por lo que ha firmado la paz con Kiko Hernández con un beso porque asegura que "no creo en la violencia sino en la palabra". Por ello, Berrocal celebraba que el vídeo de su 'accidente' haya sido uno de los más descargados, daba las gracias y alos interesados y afirmaba que todo ha sido una broma que "se ha ido de las manos". 
Sin embargo, tras rubricar la paz entre ambos, en realización continuaban prestando mucha más atención al escote de Yola que a sus palabras por lo que la ex chica boom se escondía tras la mesa y pedía a los chicos de realización que no enfocaran su pecho, "enfocadme a la boca, o a los ojos, que transmiten más". Sin embargo, Jorge Javier le decía que "confiara" en la labor de la realización del programa y ella aceptó la propuesta.
¿El resultado? Que cada vez que Yola tenía la palabra en el plató de 'Sálvame', su boca no aparecía en pantalla, el único protagonista era su escote.