Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cata descubierta

El plan de Cata llega a su fin, es descubierta tanto por Duque como por su marido Miguel Cortés. Duque le confiesa que ya sabe todo mientras se dedican palabras muy tiernas, en el mirador del parque. Entretanto Miguel Cortés prepara cautelosamente una trampa a su mujer. Su hermana le sirve de cómplice para desenmascarar a su dulce Cata. La joven piensa que sólo va a cenar en compañía de Elena, sin embargo se encuentra con la sorpresa de que también está Cortés invitado. Él muy frío le pide explicaciones sobre lo que ha hecho a sus espaldas. Ella asustada intenta argumentar su plan, "yo sólo quería hundirle, sabía que apartarías al Duque si encontrabas lo suficientes motivos".
M. Cortés:
Cata: Y a mí sí.
M: Que cada uno cargue con su peso, algo así dice la Biblia.
C: Yo sólo quería hundirle, sabía que apartarías al Duque si encontrabas lo suficientes motivos.
M: ¿te hubiera gustado que llegase hasta el final?
C: No sé cuál era ese final.
M: Hay muchas cosas que no hace que falta que haga para que tú sepas que soy capaz de hacerlas, que puedo llegar mucho más lejos de lo que crees.
C: Y conmigo hasta dónde vas a llegar.
M: Somos un matrimonio Cata, es una cuestión de confianza yo ahora he perdido toda la que tenía en tí.
C: Miguel no te estoy mintiendo.
M: Cata, Duque es ambicioso, no estúpido, no creo que empezase toda esta guerra por un puñado de dinero más. ¿Qué le ofreciste a cambio de que me apartara? Cata mírame ¿cuál era el premio?
C: YO