Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Traición leal

En este capítulo, Cortés intentará por todos los medios averiguar quién le está traicionando, él sospecha de Duque pero Morón le insinúa que podría ser alguien de su círculo de confianza: su abogado Martínez. Mientras, Cata sigue corriendo peligro en esa casa, pero ya no está bajo los efectos de las drogas
Cortés quiere averiguar quién le está traicionando, después de que el comisario le vendiera toda la información sobre el caso, sabe que hay un chivato.
Morón insinúa que podría ser Martínez, una de las personas más próximas al empresario, el abogado tenía acceso a toda la información, y todas las pistas le llevan a él, la lealtad del abogado se tambalea. Además, Martínez tras descubrir que la secta en la que se encuentra su hija está financiada por su jefe, piensa colaborar con la policía y testificar contra Cortés.
Mientras, Cata sigue fingiendo encontrarse mal, aunque ya no continúa tomando las drogas, juega al despiste con Elena: esconde las pastillas, finge encontrarse mal delante de ella, habla a escondidas por teléfono... pero sigue en peligro si sigue al lado de Cortés.
Por otro lado, el inspector Torres, Cuesta y Velasco deciden detener al comisario por su implicación en el caso policial contra Cortés, quería que el empresario le ayudara en su carrera política.
Además, Fina es amenazada de nuevo, le piden que venda su casa para saldar la cuenta que tiene Tomás con ellos. Se da cuenta que está poniendo en peligro la vida de Fina y tomará una decisión radical.