Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se aprovecha 'el Duque' de la inocencia de Cata?

Ingenua, entregada y muy manejable. ¿Es Catalina la pareja ideal para 'el Duque'? ¿Qué busca Rafa en la rubia? La inocente estudiante se presta a echar una mano a su chico con la policía. 'Cata' es la coartada perfecta. Está dispuesta a mentir para sacar a su pareja de un problema con la justicia y asegura que se encuentra con él en un hotel para que el traficante pueda llevar a cabo sus fechorías sin el azecho de los investigadores. Pero ¿por qué Rafa permite que se implique hasta ese punto? ¿Está utilizándola a su antojo?
Tras su primer y apasionado encuentro, 'el Duque' le entrega a Catalina seis mil euros para sufragar los gastos de una operación de aumento de pecho. Un retoque para acabar con un terrible complejo de la joven.
Pero quizá es él el que más desea que su chica pase por el quirófano, y ella está dispuesta a todo para mantenerle a su lado. Sólo él sabe hasta qué punto su donación ha sido desinteresada y por qué lo ha hecho justo depués de que Cata le entregue 'su primera vez'.
La cama tampoco parece el mejor lugar para sorprender a su chica con un regalo, un ipod que ella rechaza explicándole que no necesita ser agasajada para ser feliz junto a él.1
La intensidad de sus sentimientos les une irremediablemente. Él es seductor, atractivo y detallista. Irresistible. Pero a 'Cata' no le deslumbran los regalos caros como al resto de chicas de su humilde instituto. Él ha vuelto convertido en un hombre rodeado de lujos, aunque a ella le sigue atrayendo aquel niño de barrio con el que soñaba de pequeña.El amor de la pareja viene de lejos, de la infancia. Sin embargo ahora las cosas son muy diferentes, y la vida de Catalina podría sufrir un giro radical junto al narcotraficante.