Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La metamorfosis de Cata

¿Cómo se viste a la protagonista de una serie? ¿Qué se pretende transmitir a la hora de escoger su vestuario? ¿Cuál es el look ideal para su personaje? Éstas y otras preguntas se ha hecho Maite Rod, la estilista de 'Sin tetas...',  a la hora de componer el guardarropa de Amaia Salamanca. Un fondo de armario que ha ido evolucionado a lo largo de las temporadas. La niña dulce se transformó de la noche a la mañana en toda una mujercita que cautivó al Duque y, ahora, sale de la cárcel más fría y calculadora que nunca.
Ahora, esta tercera temporada trae muchas novedades: la cárcel ha transformado el carácter de Catalina, su estilismo será más sencillo y austero aunque seguirá resaltando su belleza.
Cata se reencontró
Primero, la niña de barrio elegía jerséis de cuello vuelto y falditas vaqueras. Más tarde, en la segunda temporada Cata aprovecharía la operación de pecho para ir bien ceñida y escotada. Después al convertirse en la esposa del acaudalado () buscaría modelitos cortos de marcas prestigiosas. Miguel Cortés Josep Linuesa
 
                                             PINCHA PARA VER TODOS LOS LOOKS DE SOR CATALINA
Cata comienza la primera temporada de 'Sin tetas...' llena de inocencia, tiene 17 años, va al instituto, lleva relleno en el pecho, sale con sus amigas, y además acaba enamorándose de un amor prohibido: El Duque.  En su humilde guardarropa había camisetas, faldas vaqueras, cazadoras, chaquetas, deportivas y muy pocos complementos ya que no se lo podía permitir económicamente. Un look desenfadado, juvenil y casual para su día a día. Su estilismo tenía que ver con el de un barrio de clase media-baja.
Su austeridad a la hora de vestir poco a poco se va mudando de piel, el trato con el Duque en esta etapa la haría convirtiendo en una mujer más seductora aunque seguirá manteniendo todavía un ápice de candidez.
 
                                         PINCHA PARA VER TODOS LOS LOOKS DE CATA MÁS SOFISTICADA
El segundo cambio sustancial de Cata llega en la segunda temporada, con su sí quiero a Miguel Cortés. Lujo, poder, dinero, fiestas... Y poco a poco la sofisticación y el glamour llegan a la vida de Cata.
Para los eventos oficiales en los que tiene que acompañar a su marido elegía trajes elegantes de marcas importantes, para sus tardes con sus amigas de siempre lucía vaqueros, pitillos, camisetas palabra de honor, una Cata más informal. En las ocasiones en las que se veía a escondidas con el Duque escogía de su armario microvestidos escotados con estampados florales o en tonos lisos, una Cata más romántica y seductora. En la mansión de Cortés debía guardar las apariencias: tenía que ser la mujer perfecta de un hombre poderoso y se enfundaba carísimos diseños, o vestidos de importantes diseñadores.  
 
                                      PINCHA PARA VER A LA NUEVA CATA EN LA TERCERA TEMPORADA
La tercera temporada llega con sorpresas. Cata sale de la cárcel después de cuatro años, ha matado a su marido para defender la vida de Duque, ha perdido al hombre de su vida, todo ha cambiado en su interior. Ahora se mostrará fría, calculadora, capaz de todo, ya no necesita tener las mejores marcas en su armario, ni ir a la última en cuanto a la moda, ni ser la más 'in'. Sólo luchará por salvar su vida, los años entre rejas han matado la candidez de la Cata adolescente.
En el vestuario también se verá ese cambio, llevará camisetas, tachuelas, cinturones, vaqueros, minis... Maite Rod, estilista de la serie nos ha desvelado en exclusiva que "el vestuario ya no es su prioridad, porque su historia va por otro lado, más íntimo, no se preocupa nada de lo que lleva puesto, no es como antes de entrar. Está guapa porque es una chica guapa y todo lo que se ponga le sienta bien y sexy, pero no es una prioridad como antes. Cata está más fría. Ahora llevará mucha camiseta, vaquero, minifalda..."