Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El impactante (¿o pactado?) desmayo de Víctor Sandoval

Víctor se encontraba mal: tenía nauseas, mareos, estaba débil. Le costaba mucho subir la casa del árbol y una vez allí se desmayaba. Yurena iba en su ayuda pero este aseguraba estar muy flojo de energía: “Necesito vomitar, no me puedo levantar”, decía. “Que susto me he pegado”, exclamaba Víctor que nunca se había desvanecido con 59 años. Unas escenas realmente fuertes.