Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario y Suso, con las manos en la masa

Los miembros de Equipo Agua estaban muertos de hambre y convencidos de que nadie les estaba viendo, no han dudado en adentrarse en la peligrosa misión de entrar en la cabaña de producción del equipo y robar unos refrescos. La primera en lanzarse al mundo del pillaje fue Dulce, pero no tardó en marcharse por donde había venido. Minutos después, Suso fue el encargado de abastecer al grupo de comida y bebida, y salió de allí con las manos llenas. Sin embargo, el que más tiempo tuvo para realizar lo que él pensaba que era un robo perfecto, fue Mario.