Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam se abalanza sobre el asado y se olvida de Carlos Lozano

Carlos Lozano ha viajado a Honduras para visitar a su amor. La primera sorpresa fue que apareció Yurena, a quien dio un mensaje para Miriam. Pero cuando por fin llegó su novia, tras los saltos de alegría del reencuentro apareció un costillar que nubló la vista de la joven. Carlos pasó a segundo plano mientras Miriam se abalazaba sobre la carne asada.

Miriam ha llegado a la isla dónde iba a tener una visita inesperada, pero se ha encontrado con una Yurena muy seria que le ha explicado que acababa de estar con su amado Carlos Lozano, pero que la organización del concurso había decidido que ellos dos no se podían ver y que el presentador ya se había marchado. “No seas mentirosa, Yurena”, ha repetido en varias ocasiones una Miriam que no podía creer que no iba a ver a su novio. Sin hacer caso a las palabras del presentador, Miriam ha salido corriendo por la isla en busca de su amado y ha encontrado lo que estaba buscando. La superviviente ha saltado a los brazos de Carlos y se lo ha comido a besos, pero cuando Lozano ha querido sorprenderlas con una fantástico costillar, se ha olvidado de él por completo. Al ver la carne recién hecha, Miriam y Yurena se ha tirado como fieras a por ella y se han puesto a comer como si no hubiera un mañana. Carlos no podía creer lo que estaba sucediendo y se ha preocupado mucho porque no se podía imaginar que pudieran estar pasando tanta hambre. Entre mordisco y mordisco, Miriam le ha preguntado a Carlos por su hija, por su madre y por sus amigos, pero se ha quedado tan conforme cuando el presentador le ha dicho que estaba todo muy bien.
Yurena se llevó una grata sorpresa cuando vio salir de una cabaña de paja a Carlos Lozano. El presentador tampoco se esperaba encontrarse con Yurena en Honduras, pero cuando se han visto se han fundido en un gran abrazo y han mostrado muchísima alegría. Sin dejar de tocarse ni un momento, Carlos ha seguido las instrucciones de Jorge Javier y le ha dicho a Yurena todo lo que quería que le transmitiera a su novia Miriam: “Dile que la amo mucho, que se olvide de todo, que disfrute, pero que si no quiere quedarse que me lo diga y rápidamente la mandamos para España”. Carlos no podía creer que no fuera a ver a Miriam y ha aprovechado sus minutos con Yurena para saber cómo estaba física y psíquicamente su amada.
Cuando llegó a la isla, antes de encontrarse con nuestras desterradas favoritas, Carlos Lozano se vino arriba al hablar de lo bonito y bello que es su amor con Miriam, y no dudó en hacer caso a Jorge Javier Vázquez que le pidió que se desabrochara la camisa. El presentador de ‘Granjero busca esposa’ se ha hecho un poco el remolón porque todavía no tenía el cuerpo bronceado pero ha mostrado su tableta.
Carlos se ha hecho pasar por un miembro de producción del equipo de ‘Supervivientes’ y ha recibido a Mario en Playa Itinerante. El superviviente estaba muy descolocado, pero se ha dejado llevar por la situación hasta que Jorge Javier Vázquez le ha comunicado que tenía delante al “señor mayor” que era el novio de Miriam. En ese momento, Mario se ha quedado muy descolocado, pero no ha tenido ningún problema y ha bromeado con Carlos sobre el asunto. Lo que Mario no se esperaba es que Carlos le preguntara qué si pasó algo entre Miriam y él, y le confesara que estuvo celoso de la amistad que nació entre ellos.
“Te amo, te amo”, ha repetido Miriam decenas de veces cuando Jorge Javier le ha comunicado al presentador que tenía que despedirse de su novia. Carlos ha tenido la sensación de que le habían dejado disfrutar muy poco tiempo de su amada, pero ella se ha lanzado a sus brazos y le ha dado todos los besos que no le había dado cuando también tenía delante el riquísimo costillar. Miriam le ha pedido a Carlos que le dejara el collar que llevaba colgado al cuello y él le ha pedido que fuera muy fuerte.