Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Debbie se enfada con Trapote por una lasaña

Comienza la prueba: 'La tentación'. Cuatro de los suprevivientes deben dirigirse al otro lado de la isla. Los elegidos son Mieria, Perdiguero, Parri y Guillermo, por ser los únicos que todavía no han realizado este tipo de retos. Cuando llegan a su destino se dan cuenta de que su misión es imposible: sus compañeros han recibido una rica lasaña y si quieren optar a comer algo deben salir corriendo y llegar al campamento en menos de siete minutos. "¡Qué aproveche!", grita Mireia, dándose por vencidos y esperando que los demás les dejen la pasta que ganaron en la prueba anterior.
Empacho de lasaña
En la playa reciben la noticia: podrán disfrutar de la lasaña durante un plazo de siete minutos. Pasado ese tiempo, el plato será ratirado por comlpeto. , hasta que lelga Rafa coge el cuchillo y parte la lasaña en cinco trozos, los justos para los que en ese momento se encuentran en el campamento. Mientras saborean la comida, algunos se agobian porque es demasiada como para comérsela sólo en siete minutos y Trapote insiste en que deben aprovechar todo lo que pudan porque no les dejarán quedarse con nada. "Cuando vengan, yo pienso salir corriendo", dijo Bea y así lo hizo. Román, por ejemplo, se guardó alfo en los bolsillos pero ninguno pudo guardarse un trozo para más tarde. Maria José se niega a hacer la repartición para no tener problemas
La 'mala digestión' de Debbie
Durante la complicada digestión, Debbie se desahogó con Mireia poniendo verde a . "Yo con mi parte hago lo que me sale de los cojones y que no me repita veinte veces lo mismo.Si ella se lo quería comer todo porque le quedaba más que a mí, vale, pero si yo me lo quiero guardar, no voy a salir corriendo para acabar vomitando". Cuando los cuatro concursantes 'engañados' llegaron a la playa, sus compañeros les dijeron que habían comido "muy bien".  La Trapo