Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Debi: "Quiero irme a mi casa, no quiero estar aquí más"

Las fuerzas de Debi están llegando a su límite. La concursante, que ha sufrido un fuerte deterioro físico en las últimas semanas, lleva muy mal la salida de su compañero Román. La concursante se está planteando dejar la aventura, y es que la falta de ánimo se ha apoderado de ella.
A pesar de haberse convertido en la nueva líder semanal, . La debilidad se ha apoderado de la concursante, y es que ya son muchas las semanas pasando hambre y lejos de sus seres queridos. La joven , su mayor apoyo en la isla y sin el que se siente muy sola. "Con sólo mirar a Román ya sabía lo que estaba pensando", se quejaba la superviviente tras la marcha de su compañero. Debi se encuentra sin ganas de seguir en el concurso ha sufrido un palo muy duro esta semana con la marcha de Román
"Quiero irme a mi casa, no quiero estar aquí más", aseguraba la concursante hundida ante todos sus compañeros de concurso. Debi quiere volver a su casa y encontrarse con todos sus familiares y amigos. Para ella esta aventura se está alargando demasiado y ya no tiene ilusión por continuar en esta dura aventura. Ni el collar de líder ha conseguido subirle los ánimos y sólo le ha servido para encerrarse en la cabaña sin ganas de hacer nada.
Debi no quiere comer
Mientras que todos los concursantes se pasan el día quejándose de la poca comida que tienen en la isla, Debi no consigue comerse ni la parte de arroz que le corresponde. El estómago de la joven se ha cerrado con el paso de las semanas, y ahora logra saciar su apetito con cuatro granos de arroz. Sus compañeros están muy preocupados por ella, ya que nadie ve normal el poco apetito que tiene la líder semanal.