Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Déborah Arenas: "Quiero ganar por el dinero"

Déborah Arenas ha conseguido el segundo puesto en la final de 'Supervivientes: Perdidos en Nicaragua'. La concursante anónima no ha podido con su compañera María José, que se alzó finalmente con los doscientos mil euros. Debbie, comentó que estaba muy orgullosa de haber sido finalista, aseguró que no tenía ninguna rencilla con ninguno de sus compañeros y confesó que había aprendido mucho de esta dura aventura.
Jesús Vázquez : Ahora tienes que comer todo el verano para recuperarte porque cincuenta kilos son muy pocos, eres muy mona pero te hacen falta unos kilitos. ¿Cómo estás?
Déborah : Sí, estoy muy bien y muy nerviosa.
 
Jesús Vázquez : En una edición tan polémica, con tantas broncas, más de la cuenta, tú has pasado por el concurso, no desapercibida, pero sí que no te has metido en líos, ni tienes enemigos, ni has discutido, ni te has faltado el respeto. ¿Cómo lo has conseguido?
 
Déborah : Siendo muy tranquila.
 
Jesús Vázquez : ¿Ser tranquila significa tragar o hacerse respetar?
 
Déborah : Que no haya discutido no significa que me haya mordido la lengua, pero no me gusta discutir, prefiero ir a mi bola y pasar desapercibida, hacer mis cositas y estar con la gente que estoy bien. Para qué meterme en broncas, bastante mal se pasa ahí ya de por sí.
 
Jesús Vázquez : Sin traicionar a tu familia, has conseguido ganarte el respeto de los famosos. Todos han hablado muy bien de ti.
 
Déborah : Es todo muy bonito.
 
Jesús Vázquez : A pesar de todo, de tu deseo de imparcialidad, a medida que se acercaba la final la tensión aumentaba. Entonces surgió la historia de Trapote y Marijo, en la que tú estabas en medio.
 
Déborah : Yo he tenido la suerte de llevarme bien con todos y no me voy a posicionar ni de un lado ni de otro. En su día se me criticó por ir más con Nerea, entonces lo que intentaba era estar un poco con unos y con otros pero, hagas lo que hagas alguien siempre te va a criticar.
 
Jesús Vázquez : La última semana eras la joya de la corona, todo el mundo te quería ganar. ¿Te hubiera llegar con Trapote a la final?
 
Déborah : También me hubiera gustado , sí.
 
Jesús Vázquez : ¿Te has sentido utilizada?
 
Déborah : Utilizada no, para nada. A lo mejor se ha podido ver influenciada, pero no.
 
Jesús Vázquez : Llegados a ese punto es lícito, ¿tú crees que pasó o que realmente te querían muchísimo las dos?
 
Déborah : Creo que si que me querían, pero no lo sé ya... A lo mejor se ha visto otra cosa y no lo sé. Lo que pasa es que cuando nominé a Marijo fue un palo, que luego lo hablamos en el hotel por la manaña y lo aclaramos, y sé que a varios compañeros no les gustó.
 
María José : A mi no me dolió que me nominara, sino que ella decía que a su familia no la iba a nominar. Además, con todo mi cariño hacia Malena, creo que si estábamos las dos para nominarnos, por la lógica del tiempo que llevábamos debía nominarla a ella. Pero bueno, esto fue un concurso desde el primer día y si ella pensaba nominarme desde el primer día no tenía porqué decir a toda España que no lo iba a hacer.
 
Jesús Vázquez : Se lo preguntamos mejor a ella.
 
Déborah : Cuando hablé contigo, que me dijiste que tenía que desempatar entre Parri y Trapote, yo salvé a Parri y no me arrepiento. Sí que es verdad que cuando decidí nominar a Mariajo fue porque, también estas nerviosa y te vienen muchas cosas a la cabeza, hubo un momento que estuve pensando en las últimas semanas que fueron tensas, con la separación, había visto cosas que no me habían gustado. Pero sí que es realmente se me había olvidado Malena, hubo un momento que sólo veía a Trapote, Parri y Marijo. Me quedé un poco bloqueada y pensé que entre Parri y Marijo quería salvar a Parri. Pero sí que es cierto que las dos últimas semanas fueron muy difíciles con ella, porque Malena, Sonia y Trapote me aportaron mucho cuando más lo necesitaba.
 
Jesús Vázquez : ¿Por qué quieres ganar?
 
Déborah : Por el dinero pero también para vivir la experiencia.
 
Déborah se queda con el segundo puesto
 
La concursante anónima no pudo con María José y se tuvo que conformar con un segundo puesto. Debbie, antes de saber quien sería la dueña del talón con doscientos mil euros, aseguró que estaba muy orgullosa de haber llegado a la final y confesó que esta experiencia le había aportado mucho: "Quiero dar las gracias a la gente que me haya votado, a mi gente, a mi familia, a mis amigos. A mis compañeros por compartir conmigo esta experiencia tan grande. Estoy orgullosa de haber llegado hasta aquí, he aprendido mucho y me llevo a mucha gente que la quiero mucho".