Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demuestra lo buen superviviente que eres

Amanece en Playa Uva y el estómago lanza a gritos sus S.O.S. Cada nueva jornada se presenta más dura que la anterior. Los supervivientes sólo pueden pensar en una cosa: comer. Pero los recursos son escasos, los medios insuficientes y las fuerzas flaquean cuando los alimentos escasean.
El hambre hace estragos . Los concursantes sacian momentaneamente su apetito en alguna que otra prueba de recompensa, pero pronto vuelven a sentir como las tripas les rugen sin parar.
Claro, que la dieta de los supervivientes no es muy variada: lapas, almendras, erizos, algún coco y pescado es todo lo que consiguen llevarse a la boca. Una captura que corre a cargo, sobre todo, de , la concursante que este año ha sido la auténtica revelación de esta edición. En Playa Pelícano demuestra cada día que ella no necesita a nadie para sobrevivir. Los tiempos del macho cazador están muy lejos. Ahora las hembras son las auténticas depredadoras de la jungla. Lely Céspedes Miriam
¿Y tú? ¿Cómo te lo montarías en una isla desierta de Honduras? ¿Crees que de compartir esta experiencia conseguirías alimentar a tus compañeros? ¿Te consideras un gran pescador o pescadora? ¿No hay animalito que se te resista cuando te enfundas la escopeta? Demuéstranoslo y farda ante todos de tus logros. Mándanos la foto con tu mejor trofeo y ese estilismo sacado de un catálogo de Coronel Tapioca.