Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estalla la guerra en 'Supervivientes'

Dice Miriam Sánchez que esta edición de Supervivientes es la de "los llorones, los aburridos y los tristes". Pero las cosas van a cambiar a raíz de varias polémicas que han minado la convivencia. La más reseñable, que Santi Abad se niegue a dejar sus anzuelos al resto de miembros de la isla. Una decisión que, junto a la de Matías de no compartir un pez, ha puesto de los nervios a las chicas.
El tertuliano Casado ha dicho a este respecto que a partir de ahora, "el que quiera peces que se moje el culo". Porque, de hecho, "ahora que se han puesto todos a pescar han cogido dieciséis peces".
Para Lecquio, Santi y Matías "se están equivocando". Y para Pipi, la actitud de Santi es extraña porque "debería tener más espíritu deportivo, de equipo". Casado también dijo de él que le está afectando la locura y que es "egoísta con todo, con los cocos, con las esterillas". A lo que Miriam replicó que a ella le daría miedo estar en la isla con alguien así "que por la noche puede ir y darte un 'bocao'".
Las trampas
El caso es que ahora, con la aparición del famoso mechero de la isla, ha quedado demostrado que Escassi hacía trampas, tal y como sospechaba la organización. Además, a la ex ganadora le parece que han usado a Juanito haciéndole vigilar el fuego por las noches. La tertuliana ha cargado las tintas contra el jinete: "el dinero que está ganando en Supervivientes, que se lo gaste en un logopeda porque parece que tiene un pedo en la boca".
En esta línea, Pipi ha dicho: "En esa isla hay un régimen dictatorial con un dictador que se llama Álvaro 'El trampas'. Cuca es una veterana de Vietnam que podría estar pegando tiros en la Colina de la Hamburguesa. Y el dictador 'trampas' es torpe y tonto, que si se va a vendimiar se lleva una maleta con uvas".
La insurgencia
La sorpresa para Pipi es que haya sido Matías el que se negara a compartir un pez: "Me he dado cuenta de que es de los de ni una mala palabra ni una buena acción". Y de Escassi añadió que " cuando sale lleva el kit de buceo porque aguanta mucho tiempo entre las piernas de las mujeres sin respirar".
Ivonne, la ladrona
Otro problema importante en la isla es el robo de Ivonne, por el que han castigado a todos y eso ha terminado enfadando a Maite. Además, Wilma ha mostrado su enfado por el hecho de que no repartiera la comida que robaba. Miriam, sin embargo, la ha defendido por robar: "Aunque fuese manipulada por Escassi, fue la única que se atrevió a robar".
En este sentido, Wilma justificó la acción de su amiga por el hambre. Dijo que ella nunca lo había pasado y que cuando estás ahí te doblega. Aunque Lecquio contestó que "una cosa es que sea duro y otra llorar como una plañidera".