Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joselito, el pequeño pescador

Aunque al principio nadie apostaba por su subsistencia, Joselito se ha convertido en el rey de Cabeza de León. El primer día vimos que necesitaba ayuda hasta para bajarse de la barca que les trasladó hasta la isla, pero poco a poco ha sabido demostrar su valía, e incluso en algunos momentos volverse indispensable para su grupo.
Nos ha costado cambiar la imagen que teníamos de él y olvidar aquellas estampas que todos guardábamos en la retina del niño de "la voz de oro" cantado 'El Pastor' o 'La malagueña'. Ahora, tras verlo en  'Supervivientes', le recordaremos por su estilismo, por su buen humor y por su eficaz manera de pescar.  Imposible olvidar ese momento en el que por primera vez apareció con bañador, de cuello alto, pero bañador al fin y al cabo. A pesar de la largura del mismo, la estampa nos recordaba a aquellos de la década de los 80 que nuestros padres, más bien abuelos, lucieron en las tan de moda playas de Benidorm. Y si a ese 'look' se le añaden unas 'katiuskas' de las de toda la vida, todavía mejor. ¿Qué pensará Kate Moss? Con lo que le costó a la inglesa ponerlas de moda y ahora Joselito puede echar al traste el camino recorrido...
Eso sí, el que tuvo retuvo, y ya nos ha deleitado con algún cántico de los suyos, que la música amansa a las fieras... Hace un par de días le vimos poniendo la nota en uno de los momentos más agobiantes del programa hasta el momento: en mitad de la noche sus compañeros se despertaron protestando empapados por un aguacero y él, con el único acompañamiento de sus palmas, se lanzó como si de un concierto suyo se tratara.
Además de sus dotes de cantante, también ha dejado patente que tiene madera de pescador.  En los pocos días que llevan en Honduras ya le hemos visto comiendo algas,  pescando cangrejos e incluso arriesgando su vida entre las rocas de la playa para encontrar algo bueno que llevarse a la boca. Además,  el miedo no achanta a este icono musical de los 60, y ya le hemos visto armándose de valor dando caza a una tarántula que perturbaba la tranquilidad de las féminas de su equipo.
Todavía quedan dos meses de aventura y esperemos que muchos de ellos en compañía de ese grande de España que es Joselito.