Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karmele se convierte en la nueva expulsada

La permanencia de  y de en Los Cayos Cochinos ha estado durante toda la semana en manos de los espectadores. Sólo una podría continuar formando parte de la aventura, y ninguno de los dos quería dejar a medias la aventura de 'Supervivientes: perdidos en Honduras'. Miriam Karmele
Tanto Miriam como Karmele fueron nominadas por el líder semanal, Patxi, que tuvo que desempatar las votaciones del resto de sus compañeros. Las dos nominadas han estado muy unidas durante su vida en la isla, relacionándose muy poco con el resto de sus compañeros. Ambas se han pasado el día peleándose y pidiendo 'una isla para las dos solitas', pero desde este jueves una de las dos se tendría que encontrar sola ante el peligro.
El público ha examinado el comportamiento de las dos amigas en 'Supervivientes: perdidos en Honduras'  y con sus votos han decidido que Karmele debía poner punto y final a su estancia en Honduras. La periodista del corazón se ha pasado la semana pidiendo a la audiencia que la expulsaran ya que se notaba débil y agotada. La original concursante se ha marchado de la isla pero, según ha asegurado, lo ha hecho con la cabeza bien alta.
Antes de iniciar los preparativos de su viaje de regreso a España, y sin querer despedirse de sus compañeros, la elegida ha tenido que llevar a cabo una última misión: nominar con un punto a uno de sus ya ex-compañeros. La periodista, que ha encajado con tranquilidad la derrota, se ha decantado por Patxi a la hora de dar su 'Beso de Judas'.  Aunque ha intentado dar el primer beso verbal de la historia del programa, la organización le ha obligado a hacerlo como la tradición manda. El ex futbolista y Karmele no se han llevado nada bien durante toda la aventura, por lo que era previsible que tomara esta decisión.
La decisión que hoy tenía que tomar la expulsada no terminaba aquí, ya que la periodista ha sido la encargada de decidir el castigo que tendrían que cumplir sus compañeros después de que Leo no consiguiera el reto que le fue impuesto en Playa Pelícano. La organización le ha dado dos opciones: sus compañeros tendrían que quedarse sin lonas o sin el machete. Después de pensárselo durante unos segundos se ha decantado por la segunda opción, decisión que los supervivientes tendrán que acatar sin rechistar.