Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko: "Me estás llamando moribundo y no sabes el daño que le estás haciendo a mi familia"

ha emprendido su particular viaje a Ítaca
 Después pasó a exponer, "herido profundamente", cómo se había sentido ante lo que él consideraba "una falta de respeto hacia la vida de un ser humano":  
Karmele se defendió escudándose en que, a su juicio, no era el momento ni el lugar y que, además, él la había insultado varias veces antes en sublog. Aunque, en ese momento, tanto Belén Esteban como Jorge Javier Vázquez entraron a defender al bloguero. "Se lo dices a la cara", dijo ella. "Si te digo la verdad, mí me ha parecido muy fuerte", añadió él.
 
Y Kiko seguía, subrayando cada palabra: "Has hecho llorar a mi madre. No te lo voy a perdonar jamás, Karmele Marchante". Aunque aseguraba que no quería emocionarse, el tertuliano acabó por salir del plató llorando, ante las caras atónitas de los demás colaboradores. Se trata de un tema delicado que Kiko tiene por norma no tocar en televisión ni en ningún otro medio. No en vano, lo recalcó una vez más: "De este tema no he hablado en mi vida y no voy ha hablarlo nunca".
 
La bronca siguió al final del programa
 
Karmele recapacitó durante unos minutos, en los que sí se habló de la isla, y casi al final del programa pidió disculpas e intentó darle un beso de reconciliación al objeto de sus iras en el citado artículo. El bloguero no quiso hacer las paces y esquivó los besos apartándose.  "Me estás llamando moribundo. Estás diciendo que me estoy muriendo y tú no sabes el daño que me has hecho a mí y a mi familia" 
 Fuera del plató y ya entre bastidores, siguió la confrontación. En declaraciones a telecinco.es, Kiko reveló cómo transcurrió este otro choque: "Está loca. Me dijo ¿tú no tienes un blog para ponerme a parir? ¿Por qué tienes que hacerlo aquí? Y yo le contesté que yo digo las cosas a la cara, no como ella, y que si la veo aquí, pues aquí se lo digo. Entonces luego va y me insulta: Sinvergüenza, arruinado, basta ya de dejarme en ridículo."
Todo esto lo relató un tanto nervioso y con su chaqueta rosa manchada de sangre. La agitación se debía a que, en un lance de la discusión, sufrió un pequeño resbalón en el suelo recién encerado, se dio una costalada y se hizo un rasguño en una mano.
Venganza del equipo
Minutos antes, mientras transcurría el debate, el equipo del programa llevó a cabo una pequeña venganza contra Karmele, que si bien no era por este tema concretamente (fue una broma por no participar en la prueba de la semana anterior), provocó las risas de los invitados que se habían posicionado del lado del asturiano. . ¿Justicia poética?. La silla donde se sentaba la periodista y ex concursante del reality se calentó hasta obligarla a levantarse varias veces, asustada y contrariada