Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam y Karmele son inseparables

La amistad entre Karmele Marchante y Miriam Sánchez se está convirtiendo en algo muy especial. Las dos supervivientes no se separan en ningún momento del día, e incluso han llegado a pedir una isla para ellas solitas ¿Estará celoso Pipi Estrada de la relación que mantiene su chica con la periodista del corazón?
Después de cinco semanas de superviviencia el amor ha llegado a Honduras. Aunque todos esperábamos ver escenas tórridas en las playas caribeñas lo cierto es que la primera relación consolidada de la isla no tiene nada que ver. La pasión no está presente en ella, ya que la amistad es el único elemento de unión entre las dos protagonistas de esta bella historia.
Los polos opuestos se atraen en todas las partes del mundo. , dos mujeres que a primera vista no tienen nada que ver, se han convertido en una pareja inseparable. Como si se tratase de una pareja de enamorados las dos supervivientes no se separan en ningún momento del día ni de la noche. Miriam y Karmele
La periodista del corazón y la prometida de Pipi Estrada han congeniado a la perfección. Entre las dos mujeres existe esa mirada de complicidad tan difícil de encontrar, algo que las está haciendo más llevadera su dura aventura. Se compaginan a la perfección y una suple los defectos de la otra. Mientras que Miriam destaca en todas las rutinas para las que hace falta estar en forma, aspecto en el que Karmele deja mucho que desear; su compañera de aventuras apoya a la ex actriz porno en todo momento.
Tal es la complicidad entre las dos mujeres que se han planteado su vida en solitario. Estarían encantadas de independizarse en una isla para las dos solitas, y así se lo han hecho saber a todos sus compañeros de aventura. No es extraño que las dos mujeres sueñen con vivir aisladas del resto, ya que pocos se salvan de las críticas voraces de estas dos 'cotillas' de Honduras. Parece que no necesitan a nadie para ser felices, lo que está provocando su separación del resto de los supervivientes.