Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar, Trapote, Román y Mª José regresan a Buttonwood Cay

 La organización del programa convocó a cuatro elegidos para una peligrosa misión. Óscar Higares, Beatriz Trapote, Román y Mª José debían atravesar el manglar para allí recibir nuevas instrucciones. Para aquel que no lo sepa, atravesar un manglar supone cubrir una intrincada extensión de ramas enmarañadas y aguas putrefactas habitadas por la fauna más variopinta.
Al otro lado del manglar les esperaba la tentación: ¡un plato lleno de auténtico jamón serrano cortado fino! Aquello no era un espejismo, sino una nueva prueba para estos valientes. Así rezaba la nota adjunta a las viandas: "Supervivientes, hay dos opciones. Una tabla de ibéricos con cerveza bien fría que podéis disfrutar aquí y ahora o subir a la barca y partir por tiempo indeterminado a un lugar inhóspito y sin recursos a cambio  de un superkit de pesca con anzuelos, sedal, gafas de buceo y navaja multiusos. La decisión ha de ser consesuada por todos. Lo deberéis hacer con lo que lleváis encima y sin avisar a nadie."
Como confesó Trapote, en aquel momento a todos se les pasó por la mente lanzarse a por el embutido, pero al final optaron por la elección más noble y práctica a largo plazo.  Y así, nuestros cuatro intrépidos aventureros  se embarcaron rumbo a lo desconocido. Sin embargo, su destino les era muy familiar: volvían a Buttonwood Cay.
El aspecto del cayo era de lo más desolador, pero no existe nada que haga decaer el ánimo de estos valientes. Muy al contrario, María José improvisó una cena a base de cocos apenas desembarcó, y hasta se confeccionó un ocurrente de palmera, inspiración Wilma Picapiedra, para poder cambiarse la ropa mojada. Una mujer de recursos, si señor. bikini con hojas
Mientras tanto, en Wild Cay...
Guillermo, Rafa, Deborah y el resto de los supervivientes perdidos en Nicaragua recibieron el superkit de pesca como acordó la organización. De momento no parece que hayan conseguido mejorar en cuestión de pesca, pero a algunos la navaja multiusos les ha sido de lo más util para . retocarse la barba y el bigote
Ellos también comienzan su particular reto: lograr sobrevivir sin las personas que hasta ahora les garantizaban el sustento. Desde luego, las crepes no les quedan igual...