Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suso y Mario, pillados con las manos en la masa mientras robaban refrescos

Los miembros de Equipo Agua estaban muertos de hambre y convencidos de que nadie les estaba viendo, así que no han dudado en adentrarse en la peligrosa misión de entrar en la cabaña de producción del equipo de 'Supervivientes' y robar unos refrescos. La primera en lanzarse al mundo del pillaje fue Dulce, pero no tardó en marcharse por donde había venido. Minutos después, Suso fue el encargado de abastecer al grupo de comida y bebida, y salió de allí con las manos llenas. Y el que más tiempo tuvo para realizar lo que él pensaba que era un robo perfecto, fue Mario.

Dulce juega al ‘Pio, pio que yo no he sido’
Ellos pensaban que nadie se había dado cuenta de que esta semana habían comido y bebido algo más de lo que nos habían contado, pero tras ver las imágenes de lo que podía haber sido un robo perfecto, Suso y Mario no han tenido más remedio que agachar las orejas y aceptar que les habían pillado y les tocaba asumir un buen castigo. Jorge Javier le ha preguntado a Suso que si alguien más estaba implicado en el robo y él ha dicho que sí, pero la persona que estaba implicada ha hecho como si la cosa no fuera con ella. Mario la ha señalado con el dedo y todas las miradas se han centrado en Dulce como cómplice del robo, pero ella se ha mostrado totalmente ausente de la situación. Finalmente, la niñera no ha tenido más remedio que reconocer que ella también entró en la cabaña: “Yo entré, pero salí, no cogí nada”.
Yola y Steisy, sobre el robo: “Somos cómplices”
Les habían pillado y no tenían escapatoria así que, Steisy y Yola han tenido claro que ellas también tenían que confesar: “Somos cómplices”. El Equipo Agua al completo ha reconocido que habían robado refrescos al equipo del programa, pero Yola ha querido puntualizar un detalle y Steisy se ha puesto de los nervios. La superviviente no se quería quitar responsabilidad, pero ha querido que quedara claro que ella no había bebido nada: “A mí me ofrecieron y no bebí, pero soy igual de culpable que todos”.
El robo de refrescos ha tenido castigo. El 52% de los usuarios de la app de Mitele han considerado que Suso y Dulce se merecían un duro castigo por haber robado refrescos de la caseta del equipo de producción del programa y que tenían que ser nominados con dos puntos cada uno.