Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trapote: "Está claro que Parri no lleva los calzoncillos aquí"

Cayos Perlas se despide de los supervivientes con frío, chaparrones intermitentes y vientos huracanados. Los concursantes han pasado una noche toledana en toda regla, y en pleno trópico, apiñándose como han podido para guarecerse de los elementos. Según nos cuentan Trapote y Déborah, uno de los que peor han dormido ha sido Parri, encogido como una momia mientra Mariajo, a su lado, poco menos que roncaba a pierna suelta.
Después de la tempestad viene la calma. La mañana soleada animó a las supervivientes, que confiesan que se "mearon de risa" con la situación de Parri. "Nosotras necesitamos un macho men que nos diga, no te preocupes, ven que te abrazo",  apostilló Trapote.
¡Qué lejos está el muchacho de cumplir con las espectativas de la reportera! En lugar de haberse endurecido con la experiencia, Parri reconoce que la isla le ha vuelto más sentimental, más sensible, y todo le afecta más.
Y es a que a Trapote, ya se sabe, le van más los toreros que los matemáticos. A Parri, entiende, le falta autoridad: "Le falta ese carácter dominante de decir 'oye vamos a colocarnos bien'. ¡Que es el macho del grupo! Debería tener un poco más de poder y de  llevar un poco más el mando de la situación. Está claro que en esta isla los calzoncillos no los lleva él", comentó Trapo.
Malena , por su parte, también necesita un hombre. Pero no uno que la domine, como insinúa Trapote, sino alguien que la mime y la proteja. Algo que, confiesa, siempre ha faltado en su vida.  Incluso le pone cara al 'macho man' de sus sueños:  "La figura de un hombre siempre me falta, no solo en la isla, siempre me toca hacerlo ami sola. Esta noche hubiera echado... lo he hechado más en falta, porque Parri es muy majo pero como esta tan débil el pobre no puede con tanta mujer ya. Somso demasiado mujeres para él. Hubiera estado bien un Román o alguien así robusto para que todas nos hubiéramos acurrucado ahí", fantaseó la diva.