Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nos colamos en la final de 'Supervivientes 2009'

Tres meses en una isla desierta dan para mucho. Tres meses siguiendo las aventuras y desventuras de los 14 naúfragos desde un salón dan para mucho más, sobre todo en cuanto a filias y fobias se refiere. Como María, cientos de espectadores decidieron pasar la última velada un poquito más cerca de sus admirados supervivientes y acercarse a los estudios de Telecinco para vivir en directo el ambiente de fiesta de la final.
Maite y Matías, los más queridos
"Pues yo prefiero a Matías, porque se lo ha currado más junto con Álvaro y se lo merece más", apostillaba Paula, una vecina de Getafe de 25 años. Ambas se habían montado junto a varias de sus amigas en un autobús a las nueve de la noche y, desde su llegada, seguían los acontecimientos del interior del plató a través de una pantalla gigante. Todos aguantaban la espera bocadillo en mano.
"¡Mira que es guapo el Christian!", comentaba en un lance Aurora, madrileña de 38 años. "Y el Escassi tampoco está nada mal", añadía su amiga Carmen tras un primer plano del jinete sevillano.
Llegada de los tres finalistas
El guateque subió de decibelios con la progresiva llegada de los tres finalistas, que atravesaron la alfombra roja acompañados de Mario Picazo, saludando aquí y allá, guiñando ojos, estrechando manos, sonriendo a diestro y siniestro. Quien sabe si también, mentalmente, calibrando el nivel de popularidad reportado por su paso por la isla.
La suerte estaba echada. Los minutos pasaban y la gente comenzaba a impacientarse fuera. "¡A ver si lo dicen ya! Por la tele no se hacen tan pesados los cortes", se quejaba Antonio, alcalaíno de 33 años. Cuando por fin llegó el momento, ningún alma perdía ojo de la gran pantalla.
En ella, Gálvez silabeaba cada palabra: "La audiencia ha decidido.... con un 66% de los votos... que el ganador de 'Supervivientes 2009' sea... Maite". El plató explotaba en abrazos y confeti verde y, fuera, la gente intercambiaba opiniones: "¡Bien, bien!", exclamaba saltando María, la fan número uno de la atleta vasca. ¡Mírala qué delgadita está de lo mal que lo ha pasado y que buena gente es!", añadía al verla salir.
Maite, extasiada, apenas podía articular palabra al pasar cerca de su grupo de seguidoras y lanzaba un mensaje al aire, sin duda recogido como propio por ellas: "Mi agradecimiento absoluto a todo el público que ha creído que yo podía ser la ganadora. De verdad, ¡muchísimas gracias a todos!".