Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego vuelve a la isla

Escassi lo dijo alto y claro. Cuando la dirección del programa le quiso poner a prueba para comprobar si era capaz de encender una hoguera con la ayuda de un compañero (que en este caso fue Matías) entregándole todos los utensilios necesarios para hacerlo, el líder de la isla se negó en rotundo. "No es que crea que no podemos hacerlo, es que no lo vamos ni a intentar". Esta negativa hizo que todos los habitantes de la isla se quedaran sin fuego durante una semana y en la gala han tenido la oportunidad de recuperarlo por medio de una complicada prueba en el agua.
La encargada de liderar esta prueba ha sido Ivonne, que ha tenido que andar sobre el mar gracias unas plataformas que sus compañeros han sujetado para que pudiera avanzar hasta llegar a unos mástiles muy largos en cuya cumbre había unos cilindros de cuerda, cada uno canjeable por un número determinado de cerillas. El aro del primer poste valía por una cerilla, el del segundo por dos y la llegada de los concursantes a la plataforma final suponía la obtención de cuatro cerillas más.La modelo ha conseguido reunir dos de los círculos y , por lo tanto, el grupo tiene ya tres cerillas para esta semana. En la mitad de la prueba, cuando Ivonne ha tenido que sostenerse sobre unas pequeñas plataformas de hierro muy difíciles de mantener erguidas, la concursante, que ha mostrado tener una gran flexibilidad, se ha caido al agua antes de llegar a la tarima definitiva.
Al terminar, algunos de los 'supervivientes' se han quejado de la dureza de la prueba, como Cuca, que ha dicho que ha sido "una barbaridad", sobre todo teniendo en cuenta la importancia de la recuperación del fuego para la supervivencia en la isla.