Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La organización se enfada

La organización está muy enfadada con los concursantes de ‘Supervivientes’. Esta semana los participantes han ido de mal en peor: se han quedado sin fuego, han estado muy apáticos y casi no han pescado. Parecía que más que sobrevivir estaban tumbados a la bartola de vacaciones en el Caribe; hasta les daba igual no comer. Bañitos, sol y cocos. Así se puede resumir su semana, por eso se están planteando la posibilidad de eliminar el primer finalista.
Las únicas que se han lanzado al agua para pescar han sido Miriam y Nekal, pero claro, había que comerse el pescado crudo. La ex actriz porno no tuvo ningún problema en probarlo y…. ¡le gustó! Esta chica no hace ascos a nada, incluso aseguraba que estaba rico. Una auténtica superviviente. Sin embargo, el resto de compañeros de aventura ni intentaron probar el pescado crudo. “M plantee la posibilidad de comerlo, pero estoy totalmente descompuesto” aseguraba Leo.
Excusas y más excusas que no han hecho nada de gracia a la organización. Pero para colmo, Lely no ha superado el reto en Playa Pelícano, con lo que los concursantes tendrán doble sanción. La primera, por su actitud durante la semana; la segunda, por la derrota de Lely. Eso sí, “el programa quiere felicitarla por el enorme esfuerzo que ha realizado” decía Jesús Vázquez.
Pero con tantas sanciones van a morirse de hambre, con lo que la organización les da la oportunidad de luchar para recuperar el fuego. Ese fuego que perdieron de una forma un tanto absurda: hacía mucho viento y encendieron una cerilla tras otra que el viento fue apagando sucesivamente. Están viviendo un auténtico infierno por llegar a la final, pero si se esfuerzan, todo puede mejorar. ¡No os rindáis!