Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secuestro del Alakrana, argumento de la nueva película de Telecinco Cinema

Telecinco CinemaARCHIVO TELECINCO
A menos de un mes del rescate del 'Alakrana', Telecinco Cinema prepara un drama de suspense que recreará los 40 días de secuestro de los marineros españoles a manos de piratas somalíes desde el punto de vista de los tripulantes.
A tres días del estreno en salas de 'Spanish Movie' y con dos de los éxitos del cine español del año aún en cartelera -'Agora' y 'Celda 211'- Telecinco Cinema arranca en diciembre un nuevo proyecto: 'Alakrana', un drama de suspense con guión de Jorge Guerricaechevarría ('Celda 211', 'Los crímenes de Oxford', 'La caja Kovak' o 'El día de la Bestia').
La película, una coproducción de Telecinco Cinema con Fausto PC y Zentropa Spain que inicia este mes la fase de casting, recreará los 40 días de secuestro del atunero español por piratas somalíes desde el punto de vista de los 36 marineros a bordo, héroes de una historia cuyas dimensiones desconocían y que mantuvo en jaque a sus familias, al Gobierno y a la opinión pública.
Alakrana: el diablo está en la Tierra; el infierno, en el océano
El 2 de octubre de 2009 el buque atunero Alakrana, con 36 tripulantes a bordo, es secuestrado  por piratas somalíes mientras faenaba en el Océano Índico. Tras localizar e informar a las familias de los marineros, la maquinaria diplomática y militar española se pone en marcha, con la designación de un negociador como intermediario.
Dos días después del secuestro, dos de los piratas somalíes son detenidos por una fragata española cuando intentaban alcanzar la costa a bordo de un bote. Ambos son trasladados a España, donde ingresan en prisión.
El jefe de los piratas exige no sólo un elevado rescate, sino la liberación de sus compañeros, bajo amenaza de torturar a los pescadores.
Tras la negativa de los jueces a extraditar a los detenidos, las familias ponen en marcha una presión mediática que culminará el 17 de noviembre con el pago del rescate y la liberación de los marineros.