Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mimo se alza con la victoria en la quinta edición de 'Tú si que vales'

Ángel Llácer, Noemí Galera y Los Morancos fueron árbitros, y en gran medida tambien parte, de una noche de espectáculo llena de sorpresas y, sobre todo, muchos nervios. Nervios que se hicieron patentes en muchos candidatos cuyas actuaciones no salieron tan redondas como seguramente ellos esperaban. Así el jurado acusó y pasó factura al desafine de la pequeña Indara, o a ese resbalón de Othmane, el acróbata, que nos hizo temer por su integridad física; si bien se les escapó un fallo de los 'Malagantzers' hacia el final de su actuación.
Y es que en la gran final todo tiene que salir perfecto. A los puntillosos miembros del jurado no les impresionó ver su retrato hecho grafitti por Pedro, Chacon y Soul. Tampoco se murieron de risa con los chistes de Carlos Berrocal (tío por cierto, del GH que gritaba aquello de "quién me pone la pierna encima"); y Ángel no dudó en poner de vuelta y media a Rafael, el cantantautor, que lamentablemente tendrá que buscarse otro medio de costearse una dentadura nueva.
Con faldas y a lo loco
Por lo demás, el presentador Christian Gálvez celebró su 28 cumpleaños (con tres día de adelanto) en una fiesta con muchos besos, 'gansadas'  y hasta una ronda de preguntas a los finalistas al más puro estilo Miss España.  El gran número cómico de la noche corrió a cargo de Ángel Llácer y Los Morancos, que bailaron al son de las gaitas de  Ramón y Santiago disfrazados de escoceses. Lo prometido es deuda.