Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Mario Conde', la historia de una ambición

Intrigas financieras, luchas de poder, ambición, operaciones arriesgadas y conspiraciones al más alto nivel constituyen los principales ingredientes de 'Mario Conde. Los días de gloria', thriller político-económico protagonizado por Daniel Grao que Telecinco ha terminado de grabar.
En esta miniserie de dos entregas dirigida por Salvador Calvo ('La Duquesa I y II', 'Alakrana', 'Paquirri'), Daniel Grao ('Acusados', 'Amar en tiempos revueltos') encarna a Mario Conde, paradigma del triunfo empresarial en las décadas de los 80 y 90 que a los 39 años ocupó la presidencia de una de las siete entidades más importantes de la banca española. Francesc Orella ('Alakrana', 'Smoking Room'), Mariona Ribas ('El internado', 'Hospital Central') y Pedro Casablanc ('Motivos personales', 'Hospital Central'), como Juan Abelló, Lourdes Arroyo y Mariano Rubio, respectivamente, constituyen los principales protagonistas de la ficción.
Juan Carlos Vellido ('Piratas del Caribe: En mareas misteriosas', 'La Duquesa II',), Mikel Tello ('Los misterios de Laura', 'Amar en tiempos revueltos'), Manolo Solo ('El laberinto del fauno', 'Celda 211'), Berta Gómez ('Hospital Central', 'Comisario') y Ángel Hidalgo ('Los fantasmas de Goya', 'La Duquesa II'), entre otros actores, completan el elenco de esta ficción, que cuenta con el guión de Helena Medina ('23-F: El día más difícil del Rey').
Basada en el libro homónimo del famoso empresario gallego y producida por la cadena en colaboración con Jose Manuel Lorenzo (DLO Producciones), 'Mario Conde. Los días de gloria' recrea la incesante búsqueda del éxito en los negocios, el complejo entramado financiero y el acecho del poder político que marcaron la vida del empresario gallego desde su asociación con Juan Abelló hasta su ingreso en prisión.
La vida de Mario Conde
Mario Conde, número uno de su promoción como abogado del Estado con la calificación más alta de la historia de ese Cuerpo, se convierte en 1984 en accionista de Antiobióticos S.A. con un 23% del capital social, firma de la que Juan Abelló posee algo menos del 50% y los hermanos Jaime y Emilio Botín ostentan otro 23%. Mario Conde culmina junto a sus socios la venta de la empresa a la multinacional Italiana Montedison en 1987 por 450 millones de dólares, la operación económica más importante realizada en España hasta la fecha y punto de arranque de la tv movie.
Conde y Abelló invierten el dinero ganado en la operación en la compra de una importante participación del capital de Banesto, entidad de la que son nombrados vicepresidentes. Poco después, el Banco Bilbao Vizcaya lanza la primera OPA hostil en la historia de la banca española, situación que el gallego logra ganar tras convencer al Consejo.

En 1987 es nombrado presidente de Banesto, pero poco después de su llegada al banco su amigo y socio Juan Abelló decide salir de la entidad. Su carisma y su talento para las relaciones sociales y los negocios le convierten en una destacada personalidad de la sociedad española.
Investido doctor honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid en un acto presidido por el Rey, Mario Conde goza de gran popularidad en una época en la que el Gobierno de Felipe González atraviesa por sus peores momentos, al tiempo que comienza a ser visto en algunos círculos como una auténtica amenaza.
Sin embargo, su brillante estela empresarial acaba con una condena a 15 años de prisión.
Daniel Grao: "Encarnar a Mario Conde es una gran responsabilidad"
El actor catalán ha explicado que "una de las cosas que más me gustó desde que me llegó este proyecto es que no es ni 'rosa' ni 'amarillo', sino un thriller político-financiero. Quien no se acuerde o no sepa nada de lo que pasó en aquella época le puede interesar igualmente, ya que posee misterio y suspense y te llega a atrapar".
"Con mucha responsabilidad y tranquilidad por estar siendo dirigido por Salvador Calvo": así ha encarado Daniel Grao su interpretación en la nueva ficción de Telecinco. Respecto al realizador, asegura que "es un director que hila muy fino y que me ha aportado mucha seguridad a la hora de componer un personaje tan conocido para así no caer en la imitación y quedarnos con la energía que destila en esta versión".
A pesar de no conocer personalmente al empresario gallego, ha explicado que "gracias a este proyecto estoy conociendo muchos más datos y ahora mismo no puedo ser muy objetivo. Tengo fascinación por él y, además, este proyecto me ha permitido conocer muchos 'trapos sucios' de este país en aquella época". A quien sí ha conocido es a Paloma, su secretaria personal que, según reconoce el actor, "me ha dado algún truco sobre su temperamento en ciertas situaciones y sus tics, que  he incorporado al personaje".
Además de "ver hasta a saciedad imágenes y entrevistas de él", Grao ha recurrido a "la imaginación, los ensayos y al trabajo de mesa analizando las secuencias y la historia para compartir así un lenguaje común con los demás actores" para preparar su papel.
Respecto a sus compañeros de reparto, estima que "mejor rodeado no podría estar". Sobre Mariona Ribas, apunta que "es la tercera vez que trabajamos juntos, pero la primera como 'marido y mujer', ya que hemos sido medio 'amantes' y ahora hemos formalizado la relación", bromea. Refiriéndose a Orella, afirma que "con Francesc tenía muchísimas ganas de trabajar porque todo el mundo me había hablado muy bien de él y la verdad es que se quedan cortos".
Su primer papel como protagonista absoluto le acarrea "una gran responsabilidad, dado que es un personaje que está en la mayoría de las secuencias, por lo que no he podido bajar la guardia en ningún momento", al tiempo que indica que la miniserie "es muy atrevida e incluye más de una sorpresa".
El edificio de Banesto  ha vuelto a abrir sus puertas
La antigua sede de Banesto en la calle Alcalá ha vuelto a abrir sus puertas para acoger algunas de las secuencias más espectaculares de la ficción.
El equipo también ha podido grabar en la que fuera la casa del ex-banquero en la calle Triana y ha recreado la finca 'La Salceda' en Toledo y la residencia veraniega C'an Poleta en Mallorca en 'Las Jarillas', finca de principios del siglo XX situada en el municipio de Alcobendas, y en un inmueble de una urbanización de Torrelodones, respectivamente.
Por otra parte, los despachos y salas de reuniones de la antigua sede de Banesto en la madrileña calle Alcalá, cuya presidencia ostentó Mario Conde entre 1987 y 1993, han sido ambientados en la Casa de América.
Completan el apartado de localizaciones los Palacios de Fernán Núñez y Santa Coloma y el Museo Geominero de la capital madrileña.
El equipo artístico de 'Mario Conde. Los días de gloria'
Esta ficción en dos entregas está interpretada por el siguiente elenco de actores:
Daniel Grao   Mario Conde
Mariona Ribas  Lourdes Arroyo
Francesc Orella  Juan Abelló
Juan Carlos Vellido  Arturo Romaní
Mikel Tello   César Mora
Pedro Casablanc  Mariano Rubio
Manolo Solo   Carlos Solchaga
Mikel Tello   César Mora
Berta Gómez   Ana Gamazo
Ángel Hidalgo    Rey Juan Carlos
Manuel de Blas  Don Juan de Borbón
José Chaves   Felipe González
Jaime G. Arija  José Mª Aznar
Manuel Regueiro  Alberto Cortina
Jesús Noguero  Alberto Alcocer
Jaime Pujol    Luis Ángel Rojo