Ana Milán, indignada con la situación política