David: “El zumba ha acabado con mi energía”