Raquel llega a lomos de su burro