Regina y Sonia, una buena amistad