Escassi, ¿líder o mandón?