¿Hay más bisexuales en la casa?