La borbona, ofendida por lo que dice su horóscopo