La opinión del 'patrón'