Las mujeres, mejor bordando y en la cocina